Mostrando entradas con la etiqueta boda en navidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta boda en navidad. Mostrar todas las entradas

viernes, 7 de diciembre de 2018

Bodas en Navidad





A la hora de elegir la fecha para la celebración de una boda, hay diferentes variables que tener en cuenta: compromisos laborables, invitados, vacaciones, etc... y lógicamente la época del año es clave según el tipo de boda que queramos tener, la facilidad de traslado de los invitados en caso de bodas fuera del entorno habitual, la climatología, etc...

Aunque en los últimos diez años las bodas son estacionales, normalmente de mayo a octubre, hay quien prefiere las bodas de invierno debido al clima tan favorable español y a que se pueden organizar bodas de mañana aprovechando, así, el día completo y una boda de día siempre da mucho más juego.

Los más originales ya están interesándose por la celebración de su boda durante la época navideña. Con la excusa del clima navideño se pueden organizar divertidos detalles durante el evento. Una buena idea es sorprender a los invitados con pequeños paquetitos que pueden colocarse a los pies de un árbol de navidad. También podemos recurrir a pequeños pinos para señalar las ubicaciones en las mesas o a calcetines navideños atados a cada silla, además de aprovechar la decoración navideña para adornar los platos del banquete y ofrecer un cotillón temático.



El espíritu navideño permite licencias en la decoración que pueden crear una atmósfera realmente única. Se pueden colocar candelabros con velas sobre la mesa como centro de mesa o bien usarse plantas de navidad o de pascua, es decir, unas poinsettias o flor de papagayo, sus hojas pueden ser de varios colores: amarillas, salmón, blancas, rojas….


La decoración para el espacio o donde se vaya a celebrar el banquete podría ser de guirnaldas con lazos en rojo, plata o dorado al igual que los manteles y las mesas.

También se puede utilizar un gran árbol de Navidad junto al sitio destinado a la ceremonia civil y forrar la mesa del oficiante de rojo y dorado. Un buen recuerdo podría ser una cajita llena de chocolates que es representativo de la Navidad, adornos personalizados con motivos navideños, los regalitos metidos en cajitas y éstas envueltas en papel navideño…

Sobre el menú existen muchas variantes, por ejemplo se podría preparar una especie de buffet libre donde haya una mesa de quesos, otra de dulces, otra de turrones y el menú puede estar basado en platos de Navidad. Las opciones son ilimitadas.

Sin duda, una boda en Navidad quedará en la memoria de vuestros invitados por original y bonita y siempre será fácil de recordar.